¿Tiendes a dejarte afectar por la energía de otras personas?


A todos nos ha pasado: tu pareja ha tenido un mal día, y antes de que te des cuenta también tú estás de mal humor.

O entras a lugares con la energía densa (hospitales, centros comerciales, etc) y te sientes irritable y agotada.

O, estás con una amiga que está de bajón, y tras pasar un rato escuchándola ella se siente mucho mejor pero tú acabas sintiéndote peor que como estaba ella.

Si suelten ocurrirte ese tipo de cosas es porque tienes la tendencia a absorber la energía de los demás.

Y eso no es malo, pues eso significa que eres una persona empática. Pero puedes mantener esa empatía y esa sensibilidad a la energía sin permitir que te afecte de forma negativa.

Existen diversas técnicas energéticas para proteger tu energía. En este taller de 90 minutos aprenderás a usarlas para cuidar tu espacio energético y mantenerte en tu centro y vibrando alto incluso cuando todos los demás están en una energía densa.

Y la próxima vez que tu pareja esté de mal humor, podrás acompañarle sin dejarte afectar por su energía.